¡Tengo arrugas! ¿Qué debo hacer?

Cuando entramos a cierta edad alrededor de los 30 a 35 años, comenzamos a notar que con el paso de los años, aparecen líneas de expresión en nuestro rostro, las cuales, anteriormente no teníamos. Entonces, ¿qué es lo que está sucediendo en mi piel? La respuesta más correcta de responder esta pregunta es diciendo: es “multifactorial”, ya que son diversas circunstancias que propician la aparición de estas líneas de expresión naturales.


1. Herencia


No podemos negar que nuestros genes dictaminarán, desde el primer momento que somos personas humanas en forma de un embrión de una sola célula hasta el último instante de nuestras vidas, nuestra apariencia física a lo largo de la vida. Nuestro genoma humano, constituido por 23 pares de cromosomas, tiene el manual biológico propio y único para cada individuo. Así, la información genética que nos heredan nuestros padres, y a ellos a su vez sus padres, ha sido transmitida a nosotros. Si nuestros predecesores (padres biológicos, abuelos, bisabuelos) tienen o tuvieron una expresión facial con abundantes “arrugas”, lo más seguro es que nosotros también las tengamos. Por el contrario, si a ellos les dijeron alguna vez “come años”, muy seguramente también nosotros luciremos con una edad física menor a nuestra edad cronológica, a menos que tengamos una vida descuidada hacia nuestra salud.



2. Exposición a la radiación


En unos de nuestros blog anteriores mencionamos los daños que la radiación ultravioleta (UV) ocasiona a las células de nuestra piel. Verdaderamente esta es una de las principales causas para que comiencen a aparecer estas líneas de expresión. La radiación UV, daña el DNA en el interior del núcleo de nuestras células de la piel, por consiguiente, daña la formación, estructura y función de la piel, ocasionando una apariencia de envejecer antes de tiempo (envejecimiento prematuro) mostrándose la piel con manchas, flacidez, arruguitas, venitas y adelgazada. Es por ello por ejemplo, que el cuello o la zona del escote, también comienzan a mostrar estos signos en las mujeres que utilizan ropa escotada y que además no utilizan algún tipo de fotoprotección. Los conductores o transportistas que durante mucho tiempo han desarrollado su oficio, muestras evidentes signos de envejecimiento en la mitad izquierda del rostro y cuello, además del brazo y mano izquierdos, ya que del lado izquierdo reciben mayormente al conducir los rayos del Sol.



3. Envejecimiento natural


En nuestros cromosomas, se encuentran en la parte más externa unos segmentos de DNA (ácido desoxirribonucléico) llamados “telómeros”. Estos telómeros a medida que transcurren los años que vivimos, van acortándose en su longitud. Se han visto en los últimos avances científicos que la longitud de los telómeros dicta el proceso de envejecimiento genético (cronoenvejecimiento). Este cronoenvejecimiento, tiene muchas repercusiones, muchas de ellas visibles a simple vista. Una de ellas es la disminución en la formación y función de unas células en la piel llamadas: fibroblastos. Los fibroblastos tienen la función en nuestra piel de producir una proteína llamada colágena (colágeno), elastina; y otros factores que estimulan el crecimiento y diferenciación de las células vecinas. Estas proteínas (colágeno y elastina), forman parte del tejido conectivo, que dará sostén, elasticidad y resiliencia a la piel. Conforme el proceso natural de envejecimiento sucede, estas propiedades físicas de la piel se van perdiendo, ocasionando la aparición de: flacidez, líneas de expresión visibles y falta de tono.




4. Deshidratación


La falta de agua es una gran condicionante para que la piel luzca marchita y con más líneas de expresión. Imaginen una esponja. Entre menos agua tenga, la esponja es más dura y áspera. La piel, responde a esta analogía. Entre menos líquido intracelular e intercelular tenga, la piel sufrirá de menor oxigenación, menores electrolitos y por ende, la piel lucirá “apagada”, “rugosa”, con pérdida de elasticidad y resiliencia.


5. Envejecimiento acelerado


¡Este punto es vital! Los excesos que podemos vivir y la falta del cuidado corporal, puede precipitar que se aceleren los procesos de envejecimiento. Entre ellos puedo citar: contaminación, desvelos, humo del cigarro, beber exceso de alcohol, uso de sustancias nocivas para nuestra salud, no hacer ejercicio, dietas ricas en grasa o azúcares, llevar una mala alimentación, asolearnos excesivamente. También a la vez, existen enfermedades que pueden propiciar este “envejecimeinto” acelerado, tales como: diabetes mellitus, insuficiencia renal, enfermedades del hígado, síndrome metabólico, enfermedades inmunológicas, etc.




¿Qué hacer?


Lo primero y más esencial es maravillarnos con todo lo que somos. Ver que las arrugas son “huellas” de nuestra vida y nuestra identidad, y nos hablan del paso del tiempo, con ello, una mayor madurez física y seguramente emocional. Sin embargo, muchas veces, existen grandes conflictos emocionales cuando comienzan a aparecer. Lo importante no es negar nuestra identidad, sino tratar de mejorarla y cuidar las condiciones y salud integral, y por supuesto, la de nuestra piel. Hoy día existen múltiples tratamientos médicos para mejorar y atenuar estas líneas de expresión facial como son: Uso de toxina botulínica, empleo de prductos en forma de cremas o sueros faciales, uso del trasplante autólogo de fibroblastos, uso de peelings faciales, uso de energía láser, mesoterapia bioestimulante, uso de hidratantes dérmicos con acido hialurónico, la utilización del plasma rico plaquetario, el uso de radiofrecuencia, por citar los más relevantes y útiles.


Sin embargo, lo más importante siempre será usar la prevención y atender a los cuidados de nuestra piel, evitando todos aquellos factores que propician la aparición precoz de estas líneas de expresión.

 

Belvid, medicina para tu belleza.

Atentamente,

Mtro. Gustavo A. Rojas Juárez, M.D.

Céd. Prof. 6175785

Médico cirujano recertificado

Docente universitario

CEO y Head Leader de Belvid

Maestro en dirección de instituciones de salud Doctorando en Bioética

Sígueme: @dr_gustavorojas

#belleza #arrugas #líneasdeexpresión #rostro #piel #genes #células #expresiónfacial #salud #radiación #fotoprotección #envejecimiento #fibroblastos #deshidratación #toxinabotulínica #botox

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square