¡A disfrutar de la primavera! ¡Prevé la aparición del cáncer de piel!

Llega el mes de marzo en el hemisferio norte y con ello llega la tan esperada temporada de la primavera, que pone fin al frío de la temporada invernal. Con la llegada de la primavera, todos esperamos días llenos de calor, sol, cielos despejados, períodos de vacaciones y muchos momentos de alegrías en compañía de nuestra familia. Unas ricas vacaciones no vienen nada mal si es que te gusta gozar del calorcito rico de la temporada, sobre todo en la playa.

Si bien la temporada de primavera se distingue porque la Tierra en su movimiento de traslación se acerca cada vez más al Sol, aumentando con ello la incidencia directa de la energía solar sobre la superficie terrestre. Esto trae como consecuencia una mayor concentración de energía solar dirigida hacia nosotros en forma de luz visible, energía infrarroja, rayos ultravioleta (UV) y rayos X. Afortunadamente tenemos a nuestra capa de ozono y atmosférica, que nos protegen contra energías de alta intensidad que nos harían daño; pero otras energías, como rayos UVa/b, luz visible e infrarroja, atraviesan esta barrera de protección, dirigiéndose directamente sobre nuestra piel. Hoy día, los últimos avances científicos nos dicen que no solamente debemos protegernos de la radiación UV, sino también de la radiación infrarroja y luz visible.

Ya en el número #4 de nuestro blog hablamos de la importancia fundamental en el uso correcto del protector solar, y dijimos mucho acerca del daño terrible que causa en la piel este tipo de radiación UV. Verdaderamente la prevención del cáncer va más allá que aplicarse fotoprotector. A continuación unas recomendaciones para que disfrutes de tus vacaciones y disminuyas el riesgo de aparición de cáncer de piel.

1. Uso de sombrero

Debemos utilizar un sombrero de “ala ancha”, que sea mayor a los 7 cms de radio en toda la circunferencia. Este sobrero debe ser de un material no poroso, no plástico y que impida verdaderamente el paso de la luz visible y radiación UV en el cenit del medio día.

2. Uso de gafas

Cuidar nuestros ojos es esencial ya que son un órgano par único que nos permite disfrutar de nuestro medio ambiente, permitiéndonos interactuar con él. El uso de gafas solares cada vez es mayor y eso es un hábito muy bueno. Desafortunadamente la mayoría de las personas solamente usa gafas con una tintura negra, la cual no ofrece una verdadera barrera contra la radiación UV. Esto es debido al costo elevado de las gafas solares con filtros UV. Lo recomendable es únicamente utilizar estas últimas, ya que pueden disminuir considerablemente el paso de radiaciones solares directas o reflejadas directamente sobre nuestros ojos, en especial a la retina, que es sumamente sensible a estas energías. El uso de gafas oscuras sin filtro UV, es muy peligroso para nuestra retina, ya que hace posible que penetren más cantidades de rayos energéticos, pudiendo lastimar irreversiblemente las células sensibles a la luz en nuestra retina. El uso de viseras o gorras, no ofrece una protección adecuada.

3. Evitar estar expuesto al Sol en horas pico

Esto cobra especial atención en personas con piel morena clara y blanca. La radiación solar es mayor siempre cercano al medio día, que es cuando la radiación energética solar incide sobre nosotros de forma más directa y en mayor cantidad. Evitar estar expuesto directamente al Sol entre las doce y cuatro de la tarde, debe ser un hábito sano para cuidar nuestra salud y evitar la aparición de cáncer de piel, daño a la piel, deshidratación e insolación.

4. Antioxidantes

El uso de antioxidantes en forma natural o mediante alguna suplementación es una excelente medida que nos ayuda a contrarrestar algunos efectos sutiles por la exposición a la radiación solar. Hoy día lo mejor es consumir vitamina A, vitamina C y vitamina E, directamente en nuestra alimentación, sin embargo, es una realidad que existen también suplementos alimenticios de muy buena calidad que ofrecen estas vitaminas en forma de cápsulas o en cremas faciales y/o corporales. Cabe mencionar que nunca debemos usar vitamina A o C directamente si pensamos asolearnos, ya que nos puede “manchar” la piel. Oriéntate directamente con un profesional de la salud para que te pueda explicar.

5. No rotundo a las camas de bronceado

Es una practica totalmente perjudicial para nuestra salud. No importa la edad, no importa el sexo, no importa si son máquinas de nueva generación. El uso de radiación directa en nuestra piel es sinónimo de desconocer totalmente el daño que producen por lucir un color más “doradito”. No vale la pena exponer nuestra salud a cambio de obtener un “color más bonito”. La experiencia médica nos ha dicho contundentemente que el cáncer de piel es muchísimo más frecuente en personas que usan camas de bronceado. Aconsejar su uso, habla de una falta de ética y de responsabilidad.

6. Fotoprotector

Siempre será necesario el uso adecuado del fotoprotector. Revisa que tenga un factor de protector solar de 30 a 50. Recuerda que debe de aplicarse 15 a 20 minutos antes de exponerse a la radiación solar, debe de reaplicarse cada 3 horas, debe usarse siempre y todos los días mientras estemos expuesto a luz natural (Sol) o luz artificial (computadores y luz directa), debe ser a prueba de agua si deseas nadar. Nunca me cansaré de decirlo y repetir la importancia del uso de un buen fotoprotector clínicamente aprobado. Consulta a un profesional de la salud para que te recomiende la mejor presentación según tu tipo de piel y actividad.

Recuerda que es cuestión de salud, no de moda. No basta con realizar un o dos semanas estas recomendaciones. La verdadera protección contra el cáncer es una tarea a base de constancia, la utilización de excelentes productos y recomendaciones. Es decir, usar una “fotoprotección inteligente”.

Recuerda que después de estar expuesto al calor y a la radiación tu piel sufre de deshidratación y un daño celular muy severo. Para ello es posible utilizar plasmas ricos plaquetarios enriquecidos, ácido hialurónico y mascarillas medicadas con nanopartículas, que rehidratan y bioestimulan y nutren tu piel después de la agresión por la radiación solar. Todo esto lo puedes encontrar en Belvid.

 

Belvid, medicina para tu belleza.

Atentamente,

Mtro. Gustavo A. Rojas Juárez, M.D.

Céd. Prof. 6175785

Médico cirujano recertificado

Docente universitario

CEO y Head Leader de Belvid

Maestro en dirección de instituciones de salud Doctorando en Bioética

Sígueme: @dr_gustavorojas

#primavera #medicinaestética #cáncer #piel #radiaciones #rayosuv #fotoprotector #fotoprotección #sol #antioxidantes #protectorsolar

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square